Economía

El municipio depende fundamentalmente de la agricultura y la ganadería, siendo la Cooperativa Bodegas San Alejandro la gran gestora de la mayor parte de los productos agrarios, principalmente de las uvas de cuya elaboración salen los excelentes vinos Viñas de Miedes y Baltasar Gracián, siendo exportados en su mayoría. También gestiona la venta de cereal y las almendras, y cerezas de conserva.

En los últimos años ha adquirido gran importancia la producción de cerezas destinada a la venta en los mercados, siendo apreciadas por su dureza y sabor que le dan las especiales caracteristicas del clima y del terreno.
Por las especiales condiciones geográficas y climatológicas del pueblo, sus vinos y frutas son de una dureza y sabor especiales.

Como complemento a la agricultura o como actividad propia, existen algunas granjas de porcino, avícolas y de conejos, así como una importante cabaña lanar de carácter extensivo.

También existen varias empresas dedicadas a la construcción.

En el sector servicios existen el Bar Casino de Miedes, y dos tiendas de alimentación y un tienda de la Cooperativa Agroalimentaria de Guissona.